Creo en la oración (Padre Andrea Gasparino)

Creo que la oración no lo es todo, pero que todo debe comenzar con la oración: porque la inteligencia humana es demasiado corta y la voluntad del hombre demasiado débil; porque el hombre que actúa sin Dios nunca da lo mejor de sí mismo.

Creo que Jesucristo, al darnos el “Padre Nuestro”, quiso enseñarnos que la oración es amor.

Dona ora. Grazie!

Creo que la oración no necesita palabras, porque el amor no necesita palabras.

Creo que podemos orar en silencio, sufriendo, trabajando, pero el silencio es oración solo si amamos, el sufrimiento es oración solo si amamos, el trabajo es oración solo si amamos.

Creo que nunca sabremos exactamente si lo nuestro es oración o no, pero hay una prueba infalible de la oración: si crecemos en el amor, si crecemos en el desapego del mal, si crecemos en la fidelidad a la voluntad de Dios.

Creo que solo aquellos que aprenden a estar en silencio ante Dios aprenden a orar.

Creo que solo aquellos que aprenden a resistir el silencio de Dios aprenden a orar.

Creo que todos los días debemos pedir al Señor el don de la oración, porque quien aprende a orar, aprende a vivir. (Padre Gasparino)

Aiutaci donando con PayPal, Bancomat o Carta di credito