Mi Dios, Te pedí (Kirk Kilgour)

Pedí a Dios ser fuerte para cumplir grandes proyectos:
Él me hizo débil para conservarme en la humildad.
Pedí a Dios que me diese salud para cumplir grandes empresas :
Él me dio el dolor para comprenderla mejor.

Le pedí la riqueza para tenerlo todo:
me hice pobre para que no sea egoísta.
Le pedí el poder para que los hombres me necesitasen:
Él me dio la humillación para que yo los necesitase.

Dona ora. Grazie!

Pedí a Dios todo para gozar la vida:
me dejó la vida para que pueda apreciarlo todo.
Señor, no recibí nada de lo que pedía, pero me diste todo lo que necesitaba y casi contra mi voluntad.
Concediste todos los ruegos que no hice.
Seas alabado, mi Señor

Kirk Kilgour, el campeón estadounidense de voleibol de los años setenta, lleva 24 años en una silla de ruedas. Desde entonces, no ha perdido el ánimo