Santa Gema – Mística de la redención

La figura mística de Santa Gema Galgani continúa fascinando por su única experiencia espiritual que nos ha permitido conocer la voluntad de Dios. Una experiencia que todavía hoy puede enardecer el corazón e iluminar nuestra mente

De los escritos de la mística emerge un lenguaje simple, pobre, que permite, a pesar de la extrema simplicidad, comprender y revivir su singular experiencia con Jesucristo. Es por así decir, una teóloga simple, inmediata, y rica en humanidad, alejada de las palabras pomposas y vacías usadas por algunos Teólogos.

Aiuta con un piccolo contributo
con PayPal Bancomat o Carta di credito:

Gema ha sido una mística ardiente del amor de Jesús, este amor le ha permitido vivir una auténtica pasión. En sus “Cartas” trasluce todo su desentrañado amor por Cristo, amor que raramente se puede encontrar en la misma intensidad en otros Santos. “¿Quien te ha matado, Jesús?” pregunta Gema. Y responde Jesús “El amor” (II 82).

SOSTIENI INIZIATIVE MISSIONARIE!
Con il tuo 5 per 1000 è semplice ed utilissimo.
Sul tuo 730, modello Unico, scrivi 97610280014

El amor que habla Gema no es sólo una emoción, sino un Amor donado por Cristo a través de Su Palabra y ella se hace su discípula para identificarse con Él. «Muchas veces le he pedido a Jesús que me enseñe el verdadero modo de amarlo y, entonces, Jesús me enseña sus Santas llagas abiertas» (I, 15).

Al participar en la pasión, ella desea ayudar a Jesús en sus dolores. Se establece así un pacto de amor de modo tal que Jesús pueda ofrecerla al Padre como a víctima de amor por todos los pecadores.
Este es su misión: salvar a los pecadores, no con la palabra o con la enseñanza, sino con la vida, con la participación en la Pasión de Jesús. Tocada por una gracia mariana, descubre el sentido místico de la virgen a los pies de la Cruz, y le ofrece a Maria su propria alma. Maria prepara a la Santa para la gracia de la estigmatización.

Gema, con la oferta de su vida, ha llevado a cumplimiento la misión que Dios le ha confiado, amándolo con todo su ser. Pero, contra viento y marea, Gema no pudo revestir el traje de consagrada a Dios y ésto representó sin duda la mayor desilusión de su vida. Sin embargo, consumó su unión de amor con Jesús Crucificado en el mundo, en la normalidad de la vida laical, un signo evidente de que este camino es practicable para nosotros.

En Gema se verifican dos fenómenos místicos del corazón: el levantamiento de las costillas, cuando la Santa hubo a decir a Jesús «¡Tú eres muy grande, Oh Jesús, mi corazón es pequeño, tú no puedes estar ahí, haz que se dilate este corazón!»; el segundo fenómeno fue el ardor de su pecho, cuándo la santa exclamó «¿Pero serán estas llamas efecto del tu amor, Oh Señor?»

IL TUO 5 per mille VALE MOLTISSIMO
per gli ultimi, per chi e' sfruttato, per difendere la vita
sul tuo 730, modello Unico,
scrivi il codice fiscale degli Amici di Lazzaro: 97610280014

 

Su personalidad era de asceta: Iba descalza y sin medias, incluso en invierno. Llevaba cilicio hasta que le fue prohibido. En Santa Gema se encuentran todos los ingredientes de un Santa estigmatizada, como el Padre Pío, y llena de amor, como Santa Teresa de Lisieux. En su testimonio se puede hallar todo lo que conduce a inflamar el corazón.

El Santa escribe en su diario de haber vivido experiencias místicas. En el 1899 comparecen sobre las manos, pies y costado las señales de los stimmate.

Gema dijo de caer en un éxtasis doloroso cada jueves, iniciando a sangrar copiosamente hasta el sábado por la mañana, cuando las heridas se cerraron, dejando solo pequeños signos.