44. Acelerar la muerte de un enfermo en coma o terminal?

¿Quien puede saber lo que le sucede a este ser que sufre en el misterio de su corazón? ¿Quién se atreve a decir que este ser ya no debe vivir? Para los cristianos, en este instante puede producirse el último encuentro, el perdón, la ofrenda, el amor…

  • Todo hombre, creyente o no, es merecedor de un respeto absoluto de su vida y por el misterio del ser humano ¿Qué son los derechos del hombre, si encontramos (buenas) justificaciones para segar la vida en sus albores o su crepúsculo, decidiendo que ya no tiene ningún valor?

La eutanasia, acto por el cual se provoca de forma voluntaria y directa la muerte de un enfermo (esencialmente por la inyección con una dosis mortal de diversos productos, a menudo en forma de cóctel) es un homicidio voluntario, un crimen. El médico, cuya misión es aliviar al máximo el sufrimiento de su paciente y que ha jurado proteger la vida, en ningún caso, ni bajo ninguna presión, puede atentar contra la vida del enfermo.

Aiuta con un piccolo contributo
con PayPal Bancomat o Carta di credito:

  • A la inversa ¿es necesario un encarnizamiento terapéutico? Es decir prolongar a toda costa la vida utilizando medios desproporcionados (en relación a la edad, las posibilidades de recuperación,…) El sentido común es el podrá apreciar lo que es más útil para la persona. Teniendo en cuenta su estado, a veces será necesario renunciar a un acto que nos satisfaría personalmente desde el punto de vista científico, pero que no conformaría en absoluto al paciente. Esto exige una verdadera competencia y también humildad. En este sentido va lo que llamamos cuidados paliativos.
    Nunca es fácil acercarse al misterio de la muerte. Para enfrentarnos a nuestro propio miedo, la solución ¿no será buscar la Esperanza?

SOSTIENI INIZIATIVE MISSIONARIE!
Con il tuo 5 per 1000 è semplice ed utilissimo.
Sul tuo 730, modello Unico, scrivi 97610280014